Mejor cuchillo artesanal

cuchillo artesanal japones

Un cuchillo artesanal es un tipo de cuchillo totalmente diferente a los que se fabrican en serie.

Se trata de piezas únicas y originales que se construyen con mimo.

Los maestros forjadores crean estas piezas de forma manual en pequeños talleres, durante un proceso largo y lleno de pequeños secretos para conseguir los cuchillos más exclusivos.

¿Qué es un cuchillo artesanal?

Un cuchillo artesanal es un cuchillo hecho  “a mano” de forma tradicional por un maestro forjador, por lo que cada pieza resulta única y exclusiva. 

Aunque no existen una serie de criterios determinados que deba cumplir esta clase de cuchillería, sí que se caracteriza porque el artesano interviene activamente en el proceso de fabricación. Bien fabricando todo el cuchillo desde el principio (cortando incluso la placa de acero) o bien desde una hoja ya creada el forjador va templando el metal y sumando el ensamblaje del mango sobre la espiga, el afianzado de las cachas y afilando la hoja.

Consejos para acertar al comprar un cuchillo artesanal

Lo primero que llama la atención de un cuchillo artesano es su estética. Si estamos ante una buena pieza veremos detalles que ya a simple vista lo diferencian de un cuchillo fabricado en serie.

Pero debemos prestar atención y no dejarnos hechizar solo por su presencia y sus cuidados detalles. Por ello debemos estar pendientes de una serie de factores para saber si estamos frente a una pieza con buen trabajo de forja, donde se note la mano artesana:

Aceros para cuchillos artesanales ¿en que nos debemos fijar?

El tipo de acero empleado por el maestro cuchillero dependerá de sus gustos, del uso que se le vaya a dar al cuchillo o incluso del capricho del comprador en los casos que se trata de un encargo con unas características concretas.

Los aceros más utilizados son el acero inoxidable (con proporciones variadas), el acero con altos índices de carbono y entre los más empleados por su gran belleza nos encontramos con los cuchillos artesanales de acero damasco.

Nos debemos fijar si en la hoja está estampado algún código que haga referencia al tipo de acero empleado o en su defecto al índice de dureza Rockwell para poder tener alguna pista del tipo de hoja que vamos a comprar.

También nos puede ocurrir que las planchas de acero que se hayan empleado durante la construcción carezcan de esos datos, por lo que si queremos conocer sus peculiaridades no nos quedará más opción que consultar directamente con el artesano las propiedades de la hoja.

El mango: ¿Mejor de asta, madera o hueso?

Es importante prestar atención no solo al material del mango sino también en la forma que se han remachado las cachas.

Lo habitual es que al encabar el cuchillo, precisamente por su trabajo manual podamos encontrar pequeñas diferencias en los remaches, pero hay que observar si existen rebabas o muescas que resulten incómodas al empuñar.

Ventajas e inconvenientes de los distintos tipos de cabos o mangos.

  1. Mango de madera. Los gustos por las distintas maderas empleadas en el mango varían mucho entre países. Es típico emplear para el cuchillo artesanal de España la madera de olivo, sin embargo en Estados Unidos les encantan los mangos de roble en los cuchillos artesanales bowie y bushcraft. Las maderas de nogal y haya también tienen mucha demanda. En menor medida se usan maderas más “exóticas” como el palisandro, el boj o el wengué. 
  2. Mango de asta. En España los cuchillos con mangos de asta de toro y ciervo son muy apreciados por los cazadores. En el norte de Europa también se venden con asta de muflón y reno. En Norteamérica los mangos de cuerno de búfalo son los favoritos.
  3. Mango de hueso. Históricamente el hueso ha sido empleado al tener fácil acceso a distintos huesos de animales salvajes y domésticos. En la actualidad los huesos de vaca son los que más se utilizan tanto por su tamaño como por su forma. Pero debes tener en cuenta que el hueso es un material poroso, que absorbe con facilidad la humedad y que tiende a resquebrajarse con el paso del tiempo.

No compres un cuchillo artesanal solo por su diseño

Es cierto que la mayoría de estos aceros entran por los ojos, son llamativos, exclusivos, de apariencia imponente y con detalles distintos a los fabricados en cadena. Pero su presencia no es lo más importante.

Si estás decidido a comprar un cuchillo artesano y sobre todo si es caro, te recomendamos que no te conformes con ojear o tocarlo ligeramente: Agárralo, cógelo con tu mano dominante, empúñalo como si fueses a utilizarlo, hay que «sentirlo» en la palma de forma que notes su peso, su centro de gravedad, la ergonomía del mango y el equilibrio en la hoja.

Piensa que normalmente son cuchillos más pesados por lo que es fundamental que te resulten cómodos.

Tipos de cuchillos artesanales: Para cazar, cocinar y coleccionar

Existen principalmente tres clases de cuchillería artesanal.

  1. Cuchillos artesanales de caza. El sueño de cualquier cazador es contar con un buen cuchillo exclusivo, de hojas anchas y mangos con detalles, que además de diferenciarse del resto se maneje con solvencia durante las cacerías. Es habitual en cuchillos por encargo que el mango se fabrique con astados abatidos por el propio cazador.
  2. Cuchillos artesanales de cocina. Dentro del mundo de la cocina sin duda los más buscados son los cuchillos artesanales japoneses. Siempre ha existido un halo de leyenda sobre los filos nipones por su delgadez y delicados cortes.
    Los cuchillos artesanos nipones que más demanda tienen son del tipo yanagiba (para el sushi), gyuto, santoku, deba y nakiri.
    A la zaga de los anteriores y con mucha tradición en países como Argentina y Chile se encuentran los cuchillos artesanales para asados. Podemos comprar un cuchillo artesanal para asado de forma suelta o en juegos que incluyen cuchillo para trinchar, pero en cualquier caso deberemos optar por cuchillos muy afilados, al estilo gaucho.
  3. Cuchillos artesanales de colección. En la cuchillería como en cualquier otra parcela de la vida existen auténticos devotos de los cuchillos más exclusivos. Para ellos, artesanos muy especializados realizan piezas auténticas que se caracterizan por delicados grabados en las hojas, filigranas en las empuñaduras, mangos de maderas exóticas o el empleo de metales preciosos, sobre todo la plata en algunas de sus partes. Entre los más deseados está el cuchillo artesanal de acero damasco.
    Lo curioso es que muchas de estas navajas y cuchillos a pesar de tener filos estupendos jamás llegan a salir de una vitrina o un estuche.

Entre las clases de aceros artesanos podemos incluir también por el gran número de seguidores incondicionales que tienen dos tipos de navajas artesanales:  la navaja pastora y la navaja clásica española para pesca y monte. Ambos tipos cuentan con diferentes tamaños, desde más pequeñas para llevar a modo de navaja de bolsillo, hasta más grandes como la característica navaja de carraca.

Funda para cuchillo

Según el tipo de navaja o cuchillo que estemos comprando será necesario contar con una buena funda donde el acero se encuentre bien protegido y sin riesgo de perderse.

En los cuchillos para cazar la mejor opción será optar por una funda de cuero, que sea resistente y con la cordura bien trabajada para que resista las inclemencias del tiempo sin fatiga.

También existen fundas más especiales fabricadas con piel de serpiente o avestruz.

Debes tener en cuenta sobre todo si es para regalar, que no todos los forjadores venden el cuchillo con la funda incluida en el precio.

Precio de un cuchillo artesanal

Es imposible establecer ni siquiera un rango de precios para estas piezas.

La experiencia del forjador, las horas y materiales empleados, si se trata de un cuchillo artesanal de acero damasco o incluso si es un encargo con determinadas características, acabarán por establecer un valor que sólo el comprador podrá considerar adecuado o no.

Si te has encaprichado con uno de estos aceros te garantizamos que aunque te rasques un poco más el bolsillo tendrás un cuchillo especial para toda la vida.

Kit fabricación de cuchillos: Para los más atrevidos

El hecho de poder hacer un cuchillo totalmente a nuestro gusto ha llevado a que varios fabricantes ofrezcan diferentes kit para fabricar un cuchillo casero. Por supuesto se incluyen instrucciones para el montaje y garantía.

Por un lado se facilita la hoja ya forjada y afilada, si bien es conveniente dar cada uno el afilado final a nuestro gusto.

También se puede elegir diferentes tipos de mangos (ya agujereados), pasadores o incluso el cuero para la funda.

Podemos optar por adquirir una caja a juego que resulta perfecta para regalar.

Este tipo de kit es una buena opción para aquellas personas que quieran dar su propio “toque” a un cuchillo artesanal.